Restituye DIF Estatal derecho de tener una familia a 21 niñas, niños y adolescentes


DIF - Chihuahua

En el 2020 el Programa de Familias de Puertas Abiertas fue replicado en el Estado de México y Durango, debido a las bondades en materia de restitución de derechos que ofrece este mecanismo

Antes de realizar el proceso de adopción definitivo, la PPNNA busca que los menores sean liberados jurídicamente mediante la obtención de sentencias firmes en la resolución de juicios de pérdida de la patria potestad

El titular de la Procuraduría de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes (PPNNA) del DIF Estatal, José Castañeda Pérez, informó que durante este 2020 se restituyó el derecho a una familia a través de la adopción a 21 niñas, niños y adolescentes.

José Castañeda Pérez destacó que durante el proceso se dividen a las niñas, niños y adolescentes que se encuentran institucionalizados por no encontrar el modelo de atención en sus diferentes formas, por lo que ante la despreocupación de la familia directa, la PPNNA se ve en la necesidad de solicitar un juicio de perdida de patria potestad.

Una vez llevado el proceso y liberados jurídicamente las niñas, niños y adolescentes mediante la obtención de sentencias firmes en la resolución de juicios de pérdida de la patria potestad, el Consejo Estatal de Adopciones en reunión colegiada de sus miembros examina perfiles de familias solicitantes para la viabilidad de las mismas y finalmente dar inicio con el acogimiento preadoptivo con rangos de edades, explicó.

Cabe destacar que dentro del mecanismo de acogimiento preadoptivo se encuentran 34 niñas, niños y adolescentes, informó José Castañeda Pérez.

Otro de los mecanismos desplegados en el 2020 encaminado a la restitución del derecho de la infancia a una familia es el Programa de Familias de Puertas Abiertas o acogimiento familiar, en el cual este año gracias a la vinculación de aliados como la Unicef, la Red Latinoamericana de Acogimiento Familiar (Relaf), Light Shine A.C., Casa Amiga A.C., Fundación Vive Mejor y Educadores para la Paz se logró certificar 34 familias, beneficiando con ello a 32 niñas, niños y adolescentes.

Cabe destacar que este mecanismo de restitución de derechos se ha convertido en un modelo a seguir a nivel nacional, por lo que tanto el Estado de México como Durango mostraron su interés en implementarlo.

Castañeda Pérez mencionó que en lo que respecta con el estado de Durango, la puesta en marcha de este programa se dio en los primeros meses de este 2020, mientras que en el Estado de México se encuentran trabajando en ello.